Cuidado

Diseñando un jardín Zen: esto pertenece a un jardín de rocas japonés


Un jardín zen es más que un jardín de rocas japonés. También puede ayudar a traer calma y serenidad a tu cabeza. Pero, ¿qué se necesita para que funcione?

El jardín está dominado principalmente por el elemento piedra. En Japón, sin embargo, jardines enteros están diseñados de esta manera.

Los jardines zen son jardines de rocas que se supone que traen paz interior al visitante. Tienen una larga historia, porque se conocen al menos desde el siglo VIII. Sin embargo, ganaron popularidad especialmente desde el siglo XIV con la expansión del budismo, a partir de cuyas ideas se formó su desarrollo. A menudo se encontraban en templos y monasterios porque apoyan la meditación.

En tiempos de globalización, ya no es inusual llevar a la lejana Asia a su propio jardín europeo. Dado que el jardín Zen no requiere plantas exigentes, es ideal para esto. Una gran ventaja de esta forma de jardín es que también es adecuada para el diseño de áreas de jardín muy pequeñas.

Estos elementos caracterizan el jardín zen.

En este caso, Zen es en realidad una abreviatura de una expresión que describe un paisaje seco. Es bastante bueno Porque en un jardín Zen tradicional no encontrarás cursos de agua o estanques. De hecho, las plantas están casi completamente ausentes. El jardín está dominado por el elemento piedra. Desde pequeños granos de arena hasta rocas pesadas, todas las formas de piedra son posibles.

❒ Se usa arena o grava para formar la línea que conocemos del jardín mini zen para el hogar. A menudo serpentean en líneas onduladas o rodean piedras más grandes sin principio ni fin.

❒ Estas muestras más grandes siempre deben mirar hacia arriba y parecer que han llegado allí de forma natural. Una disposición exactamente geométrica contradice la idea zen.

❒ A menudo tienen un color muy oscuro, claramente perceptible. A menudo, sin embargo, también están cubiertos de musgo, estrictamente hablando, la única planta permitida.

Significativo hasta el último detalle

Para que el jardín pueda desarrollar plenamente sus habilidades calmantes, cada detalle aparentemente menor tiene gran importancia.

❒ El color verde del musgo significa sabiduría. Pero también debería ayudarte a sumergirte en la meditación.

❒ Las líneas de cálculo representan el ciclo y el flujo infinito de agua. En el paisaje aparentemente seco, el agua que da vida también está indirectamente oculta.

❒ Debe dejar volar su imaginación al organizar los elementos individuales. Porque debe pintar una imagen que contenga un mensaje pesado.

Implemente sus propias ideas de diseño.

Plantas:

En la práctica, las reglas estrictas se desglosan según el gusto individual. Puede decorar el jardín con plantas de Asia, por ejemplo, arce japonés o bambú, así como de Europa. Las plantas de formas de paisaje árido, como las coníferas o los pastos, son particularmente buenas ópticamente, siempre que el clima lo permita.

Piedras, madera y agua:

Por supuesto, también puedes juntar piedras deliberadamente para formar un pequeño muro o incluso una puerta lunar asiática. Si desea romper con el paisaje de piedra pura, no debe disuadirse de crear un área de descanso con tablones de madera o instalar una corriente idílica.

Muebles de jardín:

Para que pueda disfrutar lo suficiente del pequeño jardín paradisíaco, no debe faltar el mobiliario adecuado. En un enorme banco de piedra, puede dejar que los alrededores surtan efecto en rincones más remotos del jardín. Para una ceremonia tradicional del té, pero también para un café europeo, un grupo de asientos bajos hecho de poli ratán oscuro, por ejemplo, encaja perfectamente en la imagen general. Los muebles de diseño moderno, como el que ofrece este minorista especializado, no son en absoluto una contradicción con la cultura tradicional del jardín zen. Con sus formas puristas, solo subrayan las líneas claras una vez más.

Decoración:

Un pequeño pabellón de estilo asiático con su techo típicamente curvado y marco de madera pintada de rojo también complementa el diseño armonioso. Además, los elementos decorativos adecuados, que no deben distribuirse en grandes cantidades, pueden dar el toque final. Por ejemplo:

  • pequeñas figuras de Buda
  • luces de cadena Lantern
  • Decoración en forma de caracteres asiáticos o yin y yang
  • cuencos