Hogar y jardín

Corazón sangrante: reconoce enfermedades y plagas y lucha contra ellas de manera efectiva


Los corazones sangrantes son verdaderos reflejos en el jardín. Es molesto cuando son atacados por plagas o enfermedades. Entonces actúa rápidamente.

El anegamiento puede dañar la planta. El corazón sangrante es una planta herbácea perenne resistente que es resistente a las enfermedades vegetales más conocidas. Las plagas rara vez afectan a la planta robusta. Todavía debe prestar atención a la planta y observar de cerca de vez en cuando. Los errores de cuidado pueden ocurrir ocasionalmente. Los pulgones y topillos también son un peligro para la planta perenne.

Cuidado inadecuado - crecimiento deficiente

Demasiada y muy poca agua: el corazón sangrante resiente a ambos. Si el riego es demasiado abundante y la tierra está muy compactada, se formará un anegamiento. A ninguna perenne le gusta eso. El corazón sangrante luego responde con un retraso en el crecimiento. En el peor de los casos, sin embargo, el rizoma comienza a pudrirse. Contramedida: Excave la planta, divida el cepellón cuando surja la oportunidad y mejore el suelo antes de reinstalarlo. El corazón sangrante prospera mejor en un suelo suelto y rico en humus.

Las hojas secas y caídas indican falta de agua. Pero preste atención al tiempo aquí: desde julio / agosto, el secado es normal, porque entonces la planta se prepara para el otoño. Desde finales del verano, la planta perenne se retira al suelo. Si notas las pobres hojas de antemano, cambia el ritmo de vertido. Es ideal si siempre mantiene el piso ligeramente húmedo. Con una gruesa capa de mantillo de corteza, también puede proteger el suelo de la desecación. De lo contrario, aquí hay algunos consejos más para el cuidado.

¡Advertencia, pulgones!

Los pulgones molestos se encuentran principalmente en la parte inferior de las hojas. Para combatirlos, prepare una suspensión de ortiga con la que luego rocíe la planta regularmente (instrucciones aquí). Una solución de jabón suave también es efectiva. Agregue aproximadamente una cucharada de jabón a un litro de agua y rocíe la planta con ella regularmente hasta que todos los pulgones hayan desaparecido. El jabón cubre los pulgones como una película, haciendo que las vías respiratorias se adhieran y se asfixien.

Lo que no es posible: a menudo se recomienda rociar las plantas con infestación de pulgones con la manguera de jardín. El corazón sangrante tiene ramas delicadas que se rompen rápidamente. Por lo tanto, es mejor no usar la manguera. Por el contrario, las mariquitas, las crisopas y las avispas parásitas, consideradas enemigas naturales de los pulgones, son baratas.

Los ratones de campo aman las raíces y los tubérculos

Los rizomas de la planta perenne son una alimentación popular de ratones. Los roedores voraces van a trabajar bajo tierra hasta que el corazón sangrante sufre y se marchita visiblemente. Puedes reconocer la infestación de topillos por los agujeros de entrada en los pasillos, que pueden extenderse por todo el jardín. El problema: los topillos son difíciles de controlar. Como medida inmediata, pero también para proteger el corazón sangrante en el futuro, es mejor colocar la planta bajo tierra en una olla de barro muy grande. Asegúrate de que las raíces aún puedan extenderse lo suficiente. La olla de barro sirve como barrera contra los topillos.